La existencia de una enfermedad poco conocida, o un cuadro poco habitual, porque el propietario lo demanda o por un paciente difícil de manejar.

Siempre que no se obtenga el diagnóstico.

Siempre que el tratamiento no de la respuesta esperada.

Siempre que el propietario demande una segunda opinión o ante un

propietario muy preocupado.

Ante una enfermedad crónica la colaboración facilita la comprensión del propietario y mejora los resultados.

 Siempre que se considere necesario por:

¿Cuándo remitir?